REHABILITACION CEREBRAL Y AUTISMO INFANTIL EN MURCIA

¿En qué consiste la rehabilitación cognitiva? ¿Cómo podemos ayudarte?

Las personas que sufren daño cerebral debido a una lesión o enfermedad con frecuencia tienen serias dificultades en el funcionamiento cognitivo o emocional.

Éstas dificultades, que suelen verse después de una lesión cerebral, incluyen problemas de activación, atención, memoria, funciones ejecutivas, habilidades sensorio-perceptuales, control de la motricidad... También es posible que las personas tengan una conciencia limitada de los cambios ocurridos en sus capacidades. Los problemas en estas áreas causan dificultades en una amplia gama de habilidades para el desempeño de su vida diaria, así como dificultades en el lugar de estudio o de trabajo. Éstas dificultades no las afronta sólo la persona con un daño cerebral ya que incluyen a las personas que conforman su entorno y producen una carga adicional para las familias y la sociedad.

Desde la Psicología, la rehabilitación cerebral incluye el trabajo con las personas y las familias afectadas por la lesión cerebral con el fin de mejorar la capacidad del sujeto para desempeñarse en el hogar, colegio o trabajo. La finalidad es trabajar con el objetivo de mejorar o restaurar las capacidades cognitivas subyacentes y entrenarla para que pueda utilizar estrategias compensatorias con el fin de solucionar problemas de iniciación, atención, memoria, capacidad de organización y planificación y la capacidad para monitorear y regular su propia conducta, estado de ánimo y emociones.

Por lo general, las estrategias deben ser adaptadas al patrón de habilidades y debilidades cognitivas de la persona y al ambiente en el cual la persona debe desenvolverse. Las actividades de rehabilitación deben orientarse a un fin determinado y deben diseñarse para satisfacer objetivos o resultados específicos acordados con la persona y su familia. Se deben medir los resultados de las intervenciones y ajustar las estrategias de acuerdo con los cambios en el desempeño de la persona y el establecimiento de objetivos específicos. Las intervenciones, aunque adaptadas en forma individual, deben basarse en información sólida sobre el funcionamiento cerebral y su relación con la conducta, y en técnicas que hayan demostrado su eficacia.

Las personas que sufren limitaciones persistentes en sus capacidades cognitivas con frecuencia experimentan una reducción en su sensación de bienestar y en la seguridad en sí mismas. La rehabilitación puede ser eficaz para infundir una mayor sensación de confianza en sí mismas, lo que a su vez provoca una mejoría en el estado de ánimo y un mayor control emocional.


Los últimos avances en investigación científica en el campo de la NeuroRehabilitación han confirmado la importancia del tratamiento temprano y uso de los programas de rehabilitación especializados en Daño Cerebral, acortando drásticamente la duración de los tratamientos y aumentando las posibilidades de independencia y autonomía de los pacientes y sus propios familiares, siempre es recomendable empezar el tratamiento lo antes posible para que así sea más efectivo.